Me llamo Jose Fuentefría y soy actor (y ahora tú contestas: "¡Te queremos!")

Soy de la cosecha del 72, es decir del baby boom. Nací en Haro (La Rioja) y como buen jarrero, me gusta el vino, las patatas con chorizo, las chuletillas de cordero, usar el condicional cuando no toca y reirme mientras digo palabrotas. Viví en Zaragoza, donde estudié Ciencias Matemáticas (Oh My God) y me inicié en la interpretación. Luego me vine a Madrid (en el siglo pasado) y mientras trabajaba como consultor de procesos en bancos y telcos, me seguía formando como actor. Y luego pues … mira mi curriculum, ¿no?. Viví en Nueva York y acudí al Stella Adler Studio of Acting. Así que debo hablar inglés. O eso o simulaban que me entendían. Que a saber. Son actores, no me fío.

También escribo y a veces incluso dirijo. Dirijo todo menos mi vida, que es como la bolsa de “American Beauty”, blanca y arrugada y que se moldea según el aire. Es decir, soy moldeable, manejable y me adapto para seguir el camino.

Ser actor es un trabajo, no un hobby, no una diversión (aunque me lo paso pipa haciéndolo). Hay que currar y currar y estudiar y ensayar y currar y seguir currando.

Yo sé quién soy, ahora te toca a ti descubrirlo.